Hoy es dieciocho.

lunes, 18 de abril de 2011
Hoy es dieciocho, y no un dieciocho como cualquier otro. Hoy hace exactamente un mes de nuestro primer beso. Lo recuerdo perfectamente, estábamos sentados en un sofá, muy cerca el uno del otro. Yo deseaba con todas mis fuerzas que me besase, llevaba esperándolo desde el primer día de esa semana, una semana en la que se convirtió en imprescindible para mí. 
Casualmente los dos teníamos un chicle en la boca, cuyo sabor había desaparecido notablemente, era inútil seguir masticando una cosa sin sabor, y él se levantó a tirar su chicle. Yo también quería tirar mi chicle, pero mi gran vagueza no me permitía levantarme de ese sofá. Entonces, las siguientes palabras fueron significativas. Recuerdo que mientras ponía mi chicle entre mis dientes dije '¿Me tiras el chicle?', y él me miró de una manera extraña, entonces continué hablando 'Pero, cógelo con la boca'. Acto seguido le tenía cerca, más cerca de lo que le había tenido nunca. Noté como sus dientes cogían mi chicle, y como sus labios rozaban los míos, con unos movimientos lentos y precisos.
Desde ese momento tengo una sonrisa que muy pocas personas consiguen sacar de mí. Porque él, es mi vida.



1 comentarios:

  1. Bob Jackson B. dijo...:

    :O Pasada, pasada!
    Qué bonito;D

Publicar un comentario en la entrada